Formato Markdown para la gestión de contenidos

Formato Markdown para la gestión de contenidos

El formato de edición nativo de un CMS habitual como WordPress, Drupal o Joomla es el HTML, y es natural, pues lo que el visitante verá es al fin y al cabo una página HTML.

Sin embargo, para la generación de contenidos no es algo natural o habitual tener que teclear código. En su lugar, usamos un editor WYSIWYG, como CKEditor. Gracias a estos complementos, podemos aplicar negrita, cursiva y otros estilos al contenido sin necesidad de conocer HTML o, aunque se conozca, sin la molestia de insertar etiquetas y corchetes cada vez. El complemento WYSIWYG luego lo traduce en HTML. Sin embargo, en mi humilde opinión esto plantea un problema: si traemos los estilos de un editor externo, como Word o Pages, éstos a menudo generan un código sucio, lo que resulta en páginas con estilo irregular (p.ej. el interlineado) o estilos redundantes. Eso me molesta bastante, así que siempre escribo HTML desde cero, con un poco de ayuda de un buen editor de código como Notepad++. Pero, obviamente, ese no es un sistema plausible para todo el mundo.

La alternativa no es clara, pero uno de los mejores candidatos que se me ocurren es el formato Markdown de etiquetado de estilo. Hay mucha literatura sobre el tema, pero en resumidas cuentas digamos que ofrece una sintaxis mucho más natural que el código HTML. Por ejemplo, en Markdown utilizamos **negrita** en lugar de <strong>negrita</strong>. Para ampliar información sobre este formato recomiendo la guía resumida de Adam Pritchard. Este sistema tiene, como todos, sus cosas buenas y no tan buenas:

  • Ventajas: sea cual sea el editor empleado, Markdown únicamente tiene en cuenta las marcas visibles - no oculta formatos sucios en el texto final. Así se puede editar sin problema en Word o en el bloc de notas, y llevarlo al CMS directamente. El texto con estilo se convierte internamente a HTML, pero al editar el texto, siempre vemos el Markdown original. De hecho, este es el marcado estándar en GitHub (y la extensión de archivo .md), y es muy similar al formato de edición de Wikipedia.
  • Desventajas: requiere algo de aprendizaje, pero lo peor de todo es que tenemos que hacer que todo el sistema comprenda el formato (el propio CMS y todos los módulos relacionados con la traducción). Drupal, por ejemplo, tiene una buena implantación de Markdown, pero el módulo de traducción Lingotek, que me encanta, a fecha de hoy no procesa marcas Markdown, por lo que nos tendremos que ceñir al workflow tradicional de cortar y pegar.

Si buscamos un editor externo que nos permita gestionar las traducciones o llevar un registro local de contenidos, hay muchas alternativas. Para editar Markdown no necesitamos un editor específico, pero si nos interesa previsualizar los estilos, podemos recurrir a editores específicos como MarkdownPad (Win), Macchiato (Mac), Mou (Mac) o Haroopad. Tal vez prefiera un IDE o editor HTML con la posibilidad de previsualizar Markdown. En esta categoría entrarían el editor gratuito de GitHub, llamado Atom, o bien el uso yo, llamado Brackets, que aunque es de Adobe también es gratuito, y permite previsualizar Markdown con la ayuda de un plugin. Si es un fan del zenware o sólo busca un editor Markdown limpio, sin distracciones, existen varias opciones interesantes: Texts, iA Writer (Mac), o WriteMonkey (Win).

Por cierto, la fuente de este artículo está formateada en Markdown.