Gestión de referencias bibliográficas para profanos

Gestión de referencias bibliográficas para profanos

Recientemente he estado trabajando para la Universidad y debo admitir que me sorprendió bastante el mundo académico. Por lo general he trabajado como freelance, en su mayoría en aplicaciones al mudo real de la tecnología y el diseño, pero esta gente vive desconectada del mundo exterior. Siempre hablan en abstracto, y les preocupan sobre todo los detalles sucios que conlleva ser empleados de la Administración. Uno de los temas de ese mundo que son nuevas para mí es lo que yo llamaría "la nube de la investigación", un terreno complejo cuyo principal objetivo es ser original y profundo, preocupado por obtener fondos, y yo diría que casi obsesionado por publicar lo que sea con tal de ampliar el currículum.

Uno de los principales ingredientes de los perfiles académicos de investigación, o de los correspondientes currículum vitae, son las referencias bibliográficas. Estos valiosos activos son difíciles de manejar, porque los formatos pedidos por las revistas son tan cambiantes, y las fuentes tan diversas, que la única manera de evitar volverse loco consiste en dejar la tarea en manos de un software robusto de gestión de referencias.

En mi reciente incursión en el mundo académico me presentaron a RefWorks, y luego recordé que mi hermano usaba EndNote. Estos son probablemente los más grandes competidores en el escenario de la investigación profesional, pero son muy caros, y probablemente excesivamente complejos para un usuario autónomo o un investigador independiente. Si este es su caso, apuesto que querrá seguir leyendo y comprobar el resultado de mi propia experiencia con estas herramientas.

En las últimas semanas he estado probando las siguientes herramientas:

1. CiteUlike.org, una muy buena base de datos de referencias online, capaz de exportar muchos formatos diferentes, pero sin la integración de Open Office o MS Word. Esto es importante si piensa cambiar de formato a menudo y/o añadir elementos con cierta frecuencia a una misma bibliografía. Bibsonomy.org es una herramienta similar, más amplia en cuanto a aplicaciones, pero mucho menos potente en el formato de referencia.

2. Mendeley.com representa un paso más en cuanto a formato, con un resultado preciso, y supuestamente ofrece un plugin para Word, pero no conseguí instalarlo. La herramienta para navegador permite obtener referencias según uno navega y es una característica interesante. La aplicación ejecutable está muy bien hecha, pero sintiéndolo mucho, yo necesitaba el módulo para Word. Mendeley también utiliza un servidor central para almacenar todas sus referencias, pero si se llega al límite de almacenamiento (que para mí es suficiente, pero puede no ser su caso), entonces hay que empezar a pagar una cuota mensual.

3. Scholar's Aid y Bibus son dos pequeñas y bonitas utilidades que podrían hacer el trabajo, pero que emplean una gran cantidad de recursos para hacer otras tareas, mientras se olvidan de centrarse en la robustez y practicidad. En ambos casos decidí desisitir por la imposibilidad de importar o exportar correctamente. La integración con Word es bastante impresionante en la Scholar's Aid, pero no es muy flexible, mientras que en el caso de Bibus no acaba de integrar muy bien.

4. Zotero.org es la más parecida a Mendeley: utiliza una utilidad local (en este caso bajo la forma de un plugin de Firefox), un plugin de Word/Open Office, y un servidor central con un límite de almacenamiento para uso libre. Recientemente han lanzado una versión ejecutable, aunque funciona enlazado con su navegador principal. La diferencia con el resto está principalmente en que funciona. El plug-in de Word es simplemente genial, fácil de usar y muy potente, lo que le permite dar formato a las referencias a pie de página o como notas al final, y permitiendo volver a formatear las listas en cualquier formato deseado.

Trabajar en "la nube" es bueno si utiliza diferentes equipos en distintos lugares y desea una única base de datos de referencia consistente.

El resultado de todo esto es que actualmente utilizo Zotero, y trabajo muy a gusto.